domingo, 29 de enero de 2012

Ecológico 016: Alimenta


CONSEJO ECOLOGICO 016:
ALIMENTA


¿Qué está pasando? 

El estilo de vida de tener un trocito del jardín donde poder cultivar nuestra comida ya es casi algo del pasado. Hoy día, gran parte de la agricultura y la cría ganadera se hacen a escala industrial, manejandose grandes extensiones de tierra y enormes cantidades de animales. La meta de este negocio es conseguir el máximo rendimiento en el mejor tiempo posible y con el mínimo de gastos y problemas. Aunque parezca dificil de conseguir, se logra más fácilmente gracias a la ayuda de sustancias químicas y artificiales como antibióticos para los animales, y pesticidad, hebicidas y fertilizantes sintéticos considerados peligrosos y tóxicos, incluso en pequeñas cantidades para los seres vicos, en las frutas y verduras. Podemos lavar bien todo lo que comemos, pero muchas veces quedan residuos de estas sustancias químicas, especialmente en los alimentos que no se pueden pelar o que tienen la piel muy fina, como la lechuga, las espinacas y las fresas. Otras sustancias químicas utilizadas en las cosechas, junto con los medicamentos empleados en la cría de animales, terminan en la tierra, donde van hacia las fuentes de aguda subterráneas o viajan con la lluvia a los ríos o el amr, contaminando los suministros de agua. Al final, todas estas sustancias. 

¿Cuál es la solución? 

Igual que el agricultor si quiere nutrir y proteger sus cultivos a base de métodos orgánicos o sintéticos, nosotros 
también podemos decidir si nos queremos alimentar que se han cultivado con sustencias químicas o con productos que llegan a la mesa libres de toxinas, sin el uso de aditivos artificiales y cultivados de una manera que respeta la tierra y nos contaminas las fuentes del agua que bebemos.

La agricultura ecológica utiliza sustancias orgánicas en el cultivo de las cosechas y limita estrictamente el uso de sustancias sintéticas y artificiales, al igual que prohibe rotundamente utilizar los organismos modificados genéticamente, aditivos, coadyuvantes y colorantes. Las prácticas ecológicas incluyen el uso de fertilizantes y pesticidas naturales, la rotación de cutivos, la selección de especies resistentes a las enfermedades y adaptadas a las condiciones locales, y el uso de sustencias homeopáticas en los animales. Las granjas ecológicas están estrictamente controladas por las autoridades regionales y es una práctica que está en pleno crecimiento en España. Todos los años hay más agricultores que eligen cultivar lo ecológico, aparecen más products en las estanterías de las tiendas y se descubren más beneficios sobres esta alimentación, más natural y sostenible.

¿Cómo lo hago? 

 

  • Cuando hagas las compras, mira si hay opciones ecológicas; normalmente suele haberlas, pero no nos fijamos. Muchos supermercados empiezan a ampliar su oferta de ecoproductos.
  • Como ya sabes dánde encontrar los productos, intenta probar un nuevo producto ecológico en cada gran compra que hagas.
  • Empieza reemplazando un producto que compras habitualmente por us alternativa ecológica, ya sea leche, café, lechuga o pan.
  • Pregunta si hay un puesto ecológico en tu mercado o visita el herbolario de tu pueblo o barrio para ver qué tipo de comida ecológica tienen.
  • Si quieres ir un paso más allá, intenta conocer o beber por lo menos un producto ecológico todos los días.
  • Considera la posibilidad de encargar o recibir una cesta con productos ecológicos en casa o en la oficina, el producto tendrá un coste reducido y ahorrarás tiempo.
  • Tú mismo puedes elegir la opción más sana. Un minihuerto es económico y fácil de cultivar con unos paquetes de semillas, unas macetas y un poco de dedicación.
 
LOS BENEFICIOS

Para ti:
 

  • Una dieta más sana.
  • Menos residuos de pesticidas.
  • Sabor más auténticos. 

Para el planeta: 

  • Menos contaminación.
  • Más biodiversidad.



¿Sabías que...? 


  • ¿La comida ecológica es la mejor para mi y mi familia? El debate sobre si la comida ecológica tiene más valor nutricional que la comida convencional sigue sin resolverse. Algunos estudios han demostrados que ciertos productos ecológicos como la leche y las hortalizas tienen más vitaminas y minerales, mientras que otros estudios niegan esta diferencia. Lo que si se sabe es que garantiza que tu comida está libre al 100% de pesticidas, aditivos sintéticos y organismos modificados genéticamente. La agricultura ecológica tiene menos impacto negativo en la tierra y contamina menos los recursos naturales. especialmente el agua que sale de nuestros grifos.
  • ¿Por qué la fruta y la verdura ecológicas cuestan más? La agricultura ecoógica, al no emplear sustancias químicas como herbicidas y fertilizantes sintéticos, requiere más tiempo de producción, más tierra y más trabajo manual. Los sistemas de distribución y procesamiento son más pequeños y los productos tienen que pasar más controles y certificaciones. El resultado es un mayor coste para el producto y, por tanto, para el consumidor.  
 
Fuente: Eco Chic - Pequeños gestos para cuidar de ti y de tu planeta. Páginas 93-96. Margaret Fenwick. Prólogo de Jane Goodall. Ediciones Planeta Madrid S.A. 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario