viernes, 20 de septiembre de 2019

Cinecinco│Paprika│Satoshi Kon: 25 de setiembre



https://www.facebook.com/events/359857034898924/



El psiquiatra Atsuko Chiba ha desarrollado un método de terapia revolucionario denominado "PT", un prototipo de máquina experimental gracias a la cual es posible introducirse en la mente de los pacientes para tratar sus ansiedades. Pero uno de los modelos de PT es robado del laboratorio del Dr. Atsuko, y comienzan a utilizarlo para invadir las mentes de sus creadores, destruyendo sus personalidades mientras duermen.

Miércoles 25 de septiembre / 18:00
Gebräu Café & Restobar Cultural
Bolivar 107 - Arequipa

Ingreso libre

miércoles, 18 de septiembre de 2019

MUNA, un museo emblema para celebrar el bicentenario






Todo comenzó con una pregunta fría y sencilla: ¿Cómo evitamos que un incendio se lleve todo el patrimonio de textiles prehispánicos del Perú? No es una pregunta forzada: hoy, en un solo espacio del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia, existen 50 mil piezas en conservación.

Incendios como el que arrasó en el 2018 el Museo Nacional de Río, uno de los más antiguos de Brasil, nos muestra que el riesgo es real. Nuestros incalculables tesoros artísticos e históricos pueden desaparecer en un instante. La urgente discusión se inició en el Ministerio de Cultura hace seis años, y luego de estudiar las técnicas de conservación de los museos del ramo más importantes del mundo, se decidió por una solución radical: la construcción de un edificio moderno, que pueda asegurar todas las condiciones de control y seguridad. La mañana del domingo 15 de setiembre, el presidente Martín Vizcarra, el primer ministro Salvador del Solar y el ministro de Cultura, Luis Jaime Castillo, hicieron una visita informal al edificio que, finalmente, asegurará el futuro de nuestro tan frágil patrimonio prehispánico. Construido por un consorcio formado por las empresas OHL y Aldesa Construcciones, y gerenciado por la Unops (Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos), las obras del MUNA (Museo Nacional de Arqueología) han llegado a un 90% y ya evidencian su monumentalidad.

Ubicado en la zona arqueológica de Pachacámac, en el kilómetro 31 de la antigua Panamericana Sur, se trata de una caja de concreto y cristal, sólido y leve, gris y luminoso. Sus cinco niveles articulados por plataformas centrales pueden adaptarse a los más diferentes planteamientos museográficos y su techo cuenta con gigantescas cornisas que permiten regular el paso de la luz solar. Está claro: el edificio que acogerá las magníficas creaciones de los antiguos peruanos es, en sí mismo, una obra de arte.

Como señaló a El Comercio el ministro Castillo, el MUNA es un proyecto emblemático dentro de las inminentes celebraciones del bicentenario de nuestra independencia, junto a la renovación completa del MNAAHP de Pueblo Libre, que se convertirá en el Museo Nacional de Historia, la construcción del nuevo edificio del Archivo General de la Nación también en Pueblo Libre, así como el Centro de Visitantes en Machu Picchu.

Como señala Castillo, el edificio del MUNA está prácticamente listo, y será entregado al Estado a fines de octubre. Con sus 70 mil metros cuadrados construidos, no solo se trata de una obra colosal, sino también funcional.

Incluye modernos depósitos que podrán adaptarse a las necesidades futuras, y que están divididos en módulos para aislar las diferentes colecciones, protegidas con sistemas de control de temperatura, humedad y luz. En caso de fuego, por ejemplo, un sistema contra incendios absorbe el oxígeno y dispersa nubes de agua que ahogan las llamas. 

INAUGURACIONES Y MUDANZAS

Terminado el edificio, empieza la fase del diseño de la museografía para el MUNA, cuya primera actividad pública se tiene agendada el 2021, con una exposición que reúna las diferentes muestras de arte peruano prehispánico que han circulado por el mundo y cuyas piezas no se han visto en el Perú. Luego, el museo acogerá distintas actividades como la implementación de sus institutos de investigación, de conservación y de registro.
 
Finalmente, habrá que esperar hasta el 2024 para acudir a la inauguración de la exposición de su colección permanente. En esta sala, el circuito estará basado en anillos internos y externos, que permitirán al visitante conocer los períodos de las civilizaciones prehispánicas, desde el arcaico formativo, el intermedio temprano e intermedio y la época inca, o elegir un circuito más rápido que lo lleve directamente a las galerías de textiles y de metales.

"El MUNA cumplirá una función rectora del nuevo Sistema Nacional de Museos. Es una apuesta a largo plazo, es el inicio de una reforma", explica Castillo.

Para lo que el flamante MUNA no tiene prisa será en la mudanza de las colecciones. Como señala el ministro de Cultura se trata de un trabajo que tiene que ver con los registros y conservación de los depósitos, algo lejos de la mirada del público.

"Mudar colecciones como la de textiles paracas del Museo de Pueblo Libre, con más de 50 mil piezas, nos va a tomar 20 años. La cuestión de seguridad está por encima de cualquier otro interés. No tenemos apuro. Es mejor hacer las cosas bien que hacerlas rápido", señala. Para Denise Pozzi-Escot, directora del museo de sitio de Pachacámac y cuyo equipo es responsable del diseño de la museografía del MUNA, no podemos pensar en inaugurar un museo completo a la vez. En efecto, se trata de un trabajo sumamente complejo, delicado y progresivo. Hay que pensar en cómo llegan las piezas, en los laboratorios y los depósitos se debe controlar previamente las condiciones de temperatura y humedad para recién traer los materiales. Ya aquí, deberán pasar por todo un proceso de desembalaje y restauración preventiva.

Es imposible tener todo eso listo el próximo año. ¡Sería un caos!, explica. Por ello, como proyecto piloto, se comenzará trasladando a las nuevas instalaciones la colección actualmente conservada en los sótanos del Ministerio de Cultura. Como señala Pozzi-Escot, se trata de alrededor de 19 mil piezas, entre cerámica, metales y textiles.

"Es una colección ya con registro nacional, preparada para su traslado. Falta el trabajo de conservación preventiva y verificar que esté todo controlado para que puedan venir las piezas. Este plan piloto activará las diferentes zonas del museo y se irán ampliando según las necesidades", añade. 
 
MÁS INFORMACIÓN


lunes, 16 de septiembre de 2019

La tuberculosis más letal ya tiene cura






TSAKANE, Sudáfrica— Cuando se unió a una prueba clínica de nuevos medicamentos para la tuberculosis, la joven agonizante pesaba apenas 26 kilos. Afectada por una cepa mortal de esta enfermedad, estaba aterrada. Las enfermeras de la localidad le dijeron que el hospital de Johannesburgo al que debían transferirla estaba muy lejos, e infestado de monos vervet.

“Lloré todo el camino en la ambulancia”, recordó recientemente Tsholofelo Msimango. “Dijeron que iba a vivir con changos, que las monjas no eran amables, que la comida era mala y que no había manera de que yo fuera a regresar. Les dijeron a mis padres que pusieran en orden el seguro porque me iba a morir”.

Cinco años después, Msimango, de 25 años, ya no tiene tuberculosis. Está saludable, pesa 47 kilos y tiene un hijo pequeño. La prueba clínica en la que participó era pequeña, solo había 109 pacientes, pero los expertos aseguran que los resultados preliminares son revolucionarios. El esquema de medicamentos que se probó con Msimango ha demostrado tener una tasa de éxito del 90 por ciento en contra de una enfermedad mortal, la tuberculosis extensamente resistente a los medicamentos (conocida también como XDR-TB).

El 14 de agosto, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) respaldó este trabajo al aprobar la más nueva de las tres medicinas usadas en el esquema. La OMS suele adoptar los tratamientos aprobados por la FDA o su homóloga europea, lo cual significa que este tratamiento podría usarse pronto en todo el mundo.

La tuberculosis ya ha superado al sida como la principal causa de muerte por enfermedad infecciosa en el mundo, y la llamada cepa XDR es la de mayor letalidad. Es resistente a las cuatro familias de antibióticos que se suelen usar para combatir la enfermedad. Solo una pequeña fracción de los diez millones de personas infectadas de tuberculosis cada año padecen esta variante de la enfermedad, pero muy pocas de ellas sobreviven.

Hay aproximadamente 30.000 casos en más de cien países. Tres cuartas partes de esos pacientes fallecen antes de siquiera recibir un diagnóstico, según creen los expertos, y entre aquellos que reciben el tratamiento usual el índice de curación es apenas del 34 por ciento.

El tratamiento es extraordinariamente difícil. Un esquema típico en Sudáfrica requiere de hasta cuarenta pastillas diarias, ingeridas hasta por dos años. Otros países dependen de esquemas aún más antiguos que incluyen inyecciones diarias de antibióticos que pueden tener efectos secundarios devastadores, como sordera, insuficiencia renal y psicosis.

Sin embargo, en la prueba a la que se unió Msimango, llamada Nix-TB, los pacientes solo tomaron cinco pastillas al día por seis meses. Las pastillas contienen solo tres fármacos: pretomanid, bedaquilina y linezolid. (Algún día, quizá todo el esquema venga en una sola píldora, como los medicamentos del VIH, dijo un experto).

Hasta hace poco, algunos grupos de activistas se oponían a la aprobación del pretomanid, pues decían que el medicamento necesitaba de más pruebas. No obstante, otros expertos en tuberculosis argumentaron que la situación es tan desesperada que había que tomar algunos riesgos. Gerald Friedland, uno de los descubridores de XDR-TB y ahora profesor emérito de la facultad de Medicina de Yale, llamó a Nix “una prueba maravillosa” que podría revolucionar el tratamiento: “Si esto funciona tan bien como parece, hay que hacerlo ya”.

Aparece un asesino

Los reportes de que la tuberculosis había desarrollado una temible cepa nueva surgieron en 2006, cuando los médicos que asistieron a un congreso mundial de sida se enteraron de un desafortunado grupo de enfermos de tuberculosis en Tugela Ferry, una ciudad de Sudáfrica. De los 53 pacientes en los que se había detectado la cepa, 52 habían muerto, casi todos en algún momento del mes posterior al diagnóstico. Eran relativamente jóvenes: la edad media era de 35 años.

En los primeros años, XDR-TB era una sentencia de muerte. Los doctores probaron con todos los medicamentos que se les ocurrieron, desde los usados para tratar la lepra hasta los que se emplean para combatir las infecciones en las vías urinarias. La tasa de mortalidad era de aproximadamente 80 por ciento. A veces los medicamentos mataban a los pacientes. En otros casos, los pacientes fallecían porque no podían tolerar los fármacos y los dejaban de tomar.

Los gérmenes de la tuberculosis se albergan profundamente en los pulmones y forman barricadas dentro de acumulaciones de células muertas. Para deshacer esos nódulos y matar a todas las bacterias en el interior, es necesario tomar medicamentos durante meses. Casi todos los antibióticos causan náuseas y diarrea. Sin embargo, algunos —especialmente los inyectados— son mucho más agresivos para los pacientes.

“Algunos tienen alucinaciones”, dijo Pauline Howell, investigadora de la tuberculosis a cargo de las pruebas Nix en el Hospital de Enfermedades Tropicales Sizwe en Johannesburgo, donde le dieron tratamiento a Msimango. “Tuve un paciente que intentó abrirse la piel porque pensaba que tenía insectos moviéndose en su interior”.

Los medicamentos pueden dejar a los pacientes en silla de ruedas por el vértigo o sordos en tan solo un fin de semana. Los nervios de pies y manos se atrofian hasta que ya no pueden caminar o cocinar. Uno de los pacientes de Howell sufrió tanto por un zumbido en el oído que intentó suicidarse. También Msimango estuvo muy cerca de la muerte porque las drogas eran demasiado fuertes para ella.

En un inicio, Msimango recibía las inyecciones en un hospital y se tomaba las pastillas bajo la atenta supervisión de su madre. No obstante, la hacían sentir tan mal que las escupía en secreto y luego las metía entre los cojines del sofá cuando su madre no la veía. Después de que dejó el tratamiento dos veces, la transfirieron a Sizwe, a pesar de su temor a morir sola.

¿Una aprobación apresurada?

El esquema que se probó con éxito en Sizwe se llama BPaL, acrónimo de los tres fármacos que lo conforman: bedaquilina, pretomanid y linezolid.

El esquema de BPaL es “audaz, puesto que son tres fármacos asesinos en lugar de dos asesinos más algunos de apoyo”, comentó Howell. Explicó que la mayoría de los esquemas se basan en dos fármacos fuertes que pueden destruir muros bacterianos e incluyen otros con menores efectos secundarios, pero que solo evitan que la bacteria de la tuberculosis se multiplique.

Sin embargo, incluso el nuevo tratamiento plantea riesgos. El uso a corto plazo del linezolid para combatir infecciones serias hospitalarias causa pocos problemas, pero usarlo durante varias semanas contra la tuberculosis puede dañar los nervios de los pies, lo que afecta la capacidad para caminar o puede suprimir la médula ósea, donde se producen las células sanguíneas. (Para encontrar la dosis ideal de linezolid, los investigadores de Nix han iniciado una prueba clínica nueva, ZeNix.)

La FDA aprobó en 2012 el uso de la bedaquilina para tratar la tuberculosis resistente a múltiples medicamentos (la cepa XDR es un subgrupo aún más mortífero), y en 2015 la OMS hizo lo mismo. Hasta mediados de agosto, el pretomanid estaba en disputa, aunque en junio un comité consultivo de la FDA decidió aprobarlo con catorce votos a favor y cuatro en contra. Algunos grupos de activistas argumentaron en ese momento que se habían hecho muy pocas pruebas con el medicamento.

“El pretomanid parece ser un medicamento prometedor, pero lo están apresurando”, dijo en julio Lindsay McKenna, codirectora del proyecto de tuberculosis de Treatment Action Group, una organización de activistas e investigadores.

El pretomanid no es propiedad de ninguna farmacéutica, sino de TB Alliance, una organización sin fines de lucro con sede en Nueva York que busca nuevos tratamientos. Mel Spigelman, presidente de TB Alliance, sostuvo que una prueba clínica más completa sería poco práctica y además poco ética. “Pónganse en la posición de los pacientes”, afirmó. “Si te ofrecen la opción de elegir entre tres medicamentos con una tasa de curación del 90 por ciento y veinte o más con menos probabilidades de curarte, ¿quién estaría de acuerdo con hacer aleatorización?”.

Una prueba de ese tipo costaría 30 millones de dólares y tomaría cinco años más, añadió. “Eso es un muy mal uso de los pocos recursos que se tienen”.

‘No hay manera de sobrevivir’

El panorama de Innocent Makamu, de 32 años, era pasar dos años en el hospital cuando decidió formar parte de la prueba Nix en 2017.

Al igual que a Msimango, un compañero de cuarto le había contagiado la tuberculosis resistente a los medicamentos. Él es plomero y, en ese entonces compartía habitación con un carpintero en una construcción en un lugar distante. Al poco tiempo, comenzó a sentirse cansado y perdió el apetito. Los doctores del hospital cerca de su casa le diagnosticaron tuberculosis y le recetaron veintinueve pastillas y una inyección diarias.

En el hospital, vio a otros dos pacientes internados marchitarse y morir porque no lograron apegarse al esquema. “Pensé: ‘No hay manera de sobrevivir’”. Después, otras pruebas mostraron que había desarrollado la tuberculosis resistente a los medicamentos. Lo transfirieron a Sizwe y le ofrecieron un lugar en la prueba Nix.

Algunos pacientes de ahí que estaban en el esquema estándar de cuarenta pastillas lo desalentaron. “Me dijeron: ‘Los están usando como conejillos de Indias’”, contó. “Incluso las enfermeras pensaban eso”. Pero la posibilidad de solo tomar cinco pastillas durante seis meses le pareció muy tentadora, así que se ofreció para participar. Al mes, notaba que estaba funcionando. “Luego los pacientes que nos dijeron ‘conejillos de Indias’ desearon haber tomado las pastillas de prueba”, comentó.

MÁS INFORMACIÓN

domingo, 15 de septiembre de 2019

Video: Himno Nacional del Perú en quechua por Sylvia Falcón






Himno Nacional del Perú · Sylvia Falcón 
Fantasía Pokcra
℗ 2016 Sylvia Falcón

MÁS INFORMACIÓN


Lorenzo y Pepita (15-Setiembre-2019)



https://www.comicskingdom.com/blondie/2019-09-15



Blondie (Pepita, Lorenzo o Lorenzo y Pepita en algunos países hispanohablantes) es una tira cómica estadunidense creada por Chic Young. Distribuida por King Features Syndicate y publicada en diversos rortativos desde el 8 de septiembre de 1930.1​ El éxito llevó a la creación de películas (1930-1950), programas de radio, historietas y una serie animada. "Blondie" en inglés es un diminutivo cariñoso que se traduce al español como Rubita, ya que en efecto, la protagonista de esta family strip es una joven notoriamente rubia.

Garfield (15-Setiembre-2019)



https://garfield.com/comic/2019/09/15



Garfield es el nombre de la historieta creada por Jim Davis, que tiene como protagonistas al gato Garfield, al no muy brillante perro Odie, y a su dueño, el inepto Jon Arbuckle (Jon Bonachón en el doblaje latinoamericano). El protagonista se llama así por el abuelo de Davis, James Garfield Davis, que fue bautizado en honor al presidente estadounidense James A. Garfield.

sábado, 14 de septiembre de 2019

Revista [PDF]: Boletín de la UNOP Vol. 14 Nro. 1

2019




NOTAS CORTAS
  • Robert A. Wiebe (2019). Observations of Blue-naped Chlorophonias (Chlorophonia cyanea) in the lowlands of the Madre de Dios Department, Peru, with comments on the species’ presence in the Amazonian lowlands. Boletín de la Unión de Ornitólogos del Perú (UNOP), 14(1): 5-9.
  • Jacob B. Socolar (2019). First record of Snethlage’s Tody-Tyrant (Hemitriccus minor pallens) from Peru’s Nanay River basin. Boletín de la Unión de Ornitólogos del Perú (UNOP), 14(1): 10-11.
  • Jhonson K. Vizcarra (2019). Observación de la Gaviota de Capucha Café (Chroicocephalus maculipennis) en los Humedales de Ite, costa sur del Perú. Boletín de la Unión de Ornitólogos del Perú (UNOP), 14(1): 12-14.
  • Jesús Alferez & Shamir Delgado (2019). Primer registro de Chrysolampis mosquitus para el departamento de Madre de Dios y el Perú. Boletín de la Unión de Ornitólogos del Perú (UNOP), 14(1): 15-18.
  • Javier Armando Azabache-Requena & Ronald Marcial-Ramos (2019). Análisis de peligro aviario en el Aeropuerto Guillermo Concha Iberico, Piura, Perú. Boletín de la Unión de Ornitólogos del Perú (UNOP), 14(1): 19-28.

ARTÍCULOS
  • Renzo P. Piana (2019). Distributional changes and ecological responses of Harris´s Hawks (Parabuteo unicinctus) in Lima city, Peru. Boletín de la Unión de Ornitólogos del Perú (UNOP), 14(1): 29-37.
  • Judith Figueroa (2019). Cuidado parental de un volantón y polluelo del Piquero de Nazca (Sula granti) en las islas Lobos de Afuera (Perú), 2003 y 2004. Boletín de la Unión de Ornitólogos del Perú (UNOP), 14(1): 38-55.

Ver [PDF] completo aquí.

MÁS INFORMACIÓN